Vacaciones

5 mejores calas en Gran Canaria

5 mejores calas en Gran Canaria

Conoce auténticas maravillas en la costa de Gran Canaria. Descubre 5 espectaculares calas escondidas en una isla de ensueño.

La isla redonda. El continente en miniatura. Gran Canaria es conocida por el gran público gracias a sus increíbles paisajes, tanto de montaña como de costa. Sin embargo, solo unos pocos privilegiados conocen las mejores calas en Gran Canaria.

Es por esto por lo que en el artículo de hoy hemos decidido subir a nuestro coche de alquiler de TopCar, tu alquiler de coches de confianza en Canarias, para descubrir las mejores calas de la isla. Te aseguramos que siguiendo nuestros consejos vas a pasar un día espectacular en alguno de los lugares más desconocidos de Gran Canaria.

Calas escondidas en Gran Canaria que no te puedes perder

Tamarán, como llamaban los antiguos aborígenes a la isla de Gran Canaria, es famosa a nivel global por albergar algunas de las mejores playas de España en un territorio de poco más de 1.560 km².

¿Qué te vamos a contar a estas alturas de la playa de Maspalomas, con su infinito mar de dunas doradas, de la encantadora playa de Mogán situada en la “pequeña Venecia” de Canarias, de la playa de Agaete y su inconfundible atmósfera pesquera, o de la playa urbana de Las Canteras?

No obstante, pese a ser uno de los destinos turísticos por excelencia de muchos españoles y europeos (más de tres millones de visitantes llegan a Gran Canaria cada año en busca de su eterna primavera), su litoral cuenta con verdaderas joyas que todavía son desconocidas incluso para los propios habitantes de la isla.

Si ya hemos despertado tu curiosidad, te recomendamos que tomes asiento porque a continuación vamos a revelarte el secreto de las 5 mejores calas en Gran Canaria.

1. Tiritaña (Mogán)

La primera de nuestras elecciones es la cala de Tiritaña, ubicada en el municipio sureño de Mogán, más concretamente entre las localidades de Taurito y Playa del Cura. Está a 77 km de la capital de la isla (Las Palmas de Gran Canaria) y a 52 km del Aeropuerto de Gran Canaria (LPA)

Para acceder a ella, deberemos seguir la principal autopista de la isla, la GC-1, en dirección a Mogán y coger la salida 67 hacia Taurito. Nos encontraremos con tres rotondas consecutivas, para no confundirnos, solo debemos seguir las señales hacia Playa del Cura a través de la GC-500.

En unos minutos llegaremos a un cartel de color marrón que nos indica que estamos en el barranco de Tiritaña. Hay una pequeña zona para aparcar, así que por favor no lo hagas en la misma parada de autobús (o guagua, como dicen los canarios).

Ahora solo tendremos que descender a pie durante unos diez minutos aproximadamente, siempre por la parte izquierda del camino, para llegar a la cala de Tiritaña, donde podrás disfrutar de un rincón de aguas cristalinas totalmente ajeno al turismo de masas.

2. Medio Almud (Mogán)

La segunda de nuestras calas en Gran Canaria se sitúa contiguamente a la anterior, por lo que para llegar a la misma habrá que realizar el mismo recorrido. Lo único que cambia es que tendremos que continuar conduciendo después de dejar atrás el barranco de Tiritaña y pasar un pequeño túnel.

Al poco tiempo llegaremos al barranco de Medio Almud, por lo que solo tendremos que tomar la salida de la derecha y seguir la carretera hasta el final, donde podremos aparcar sin ningún tipo de problema.

Aquí podremos disfrutar de una pequeña cala de arena y piedras con aguas cristalinas y un tiempo soleado garantizado durante todo el año.

3. Tufia (Telde)

El término municipal de Telde acoge una de las mejores calas de la isla, la cala de Tufia, a tan solo 5 km del Aeropuerto de Gran Canaria y a unos 25 km de Las Palmas de Gran Canaria.

Para llegar a nuestra tercera opción hay que circular, como en el anterior caso, por la autopista GC-1. Da igual si vamos en sentido norte o en sentido sur, hay que coger la salida 13, la del polígono industrial de El Goro. Si venimos desde el sur, no hay problema, solo hay que seguir las señales que te llevarán fácilmente a una de las mejores calas en Gran Canaria.

En cambio, si venimos desde el norte, la cosa se complica solo un poquito. Habiendo tomado la anteriormente mencionada salida 13, hay que bordear la gasolinera, dejarla atrás y llegar a una rotonda en la que deberemos dar un giro de 180º que nos llevará por debajo de la propia autopista hasta otra rotonda, en la que se indica el camino a Tufia.

En pocos minutos llegaremos a Tufia, donde tendremos que dejar el coche aparcado en las zonas habilitadas para ello. Andando unos metros llegaremos a un lugar mágico.

El pintoresco pueblecito de Tufia, con sus casas blancas y azules pegadas a la orilla del mar (algo impensable hoy en día) y sus casas-cueva, está ubicado junto a un yacimiento arqueológico de los antiguos aborígenes de la zona.

Su pequeña cala de aguas cristalinas, arena negra volcánica y riscos a ambos lados es un auténtico reclamo para los amantes del submarinismo. Aquí sentirás la experiencia de lo sencillo, la posibilidad de estar en un lugar sin nada que perturbe la tranquilidad y que te aportará una sensación única de libertad. Mágico, ¿verdad?

4. Aguadulce (Telde)

Otra de nuestras opciones se sitúa justo al lado de la anterior. Por lo tanto, para llegar a ella hay que seguir las mismas indicaciones anteriores. La diferencia es que, una vez aparquemos nuestro coche, tendremos que dirigirnos a pie hacia el norte, en dirección opuesta a Tufia, una de las calas en Gran Canaria que no puedes perderte.

El contraste con la anterior es asombroso, puesto que la cala de Aguadulce es de arena dorada, algo totalmente insólito en esta parte de la isla. Las playas de esta zona de Gran Canaria son de una característica arena negra.

En Aguadulce podrás disfrutar de una pequeña cala de aguas cristalinas, aunque hay que tener especial cuidado con el viento. Por lo demás, tan solo hay que relajarse de este rincón de paz situado al este de la isla.

5. Martorell (Gáldar)

Ahora nos trasladaremos al norte de la isla, donde nos espera el histórico municipio de Gáldar. Para poder llegar hasta nuestra última opción (situada a 30 km de Las Palmas de Gran Canaria y a 53 del Aeropuerto de Gran Canaria), la pequeña cala de Martorell, hay que seguir la autopista GC-2 y coger la salida 25 en dirección a Sardina del Norte.

Dejando atrás una rotonda y continuando durante un buen trecho llegaremos al pueblo de Sardina del Norte, donde seguidamente debemos pasar otras dos rotondas. Así, llegaremos a una zona de aparcamientos.

Hay que girar a la izquierda tras el paso de peatones y continuar siempre recto hasta bajar una pendiente. Para llegar a una de las mejores calas en Gran Canaria tendremos que dejar el coche aparcado en el terreno de la izquierda y continuar nuestra ruta a pie durante unos minutos.

Este es un lugar bastante tranquilo, puesto que esta cala de callaos (como también se denominan las piedras de las playas) está bien resguardada de las corrientes y los vientos. Es un sitio idóneo para la práctica del submarinismo por sus ricos fondos marinos.

Consejos y recomedaciones

Por supuesto, nunca está de más recordar que para poder conservar estos bellos parajes naturales y que todos podamos disfrutarlos de igual manera, es imprescindible tener en cuenta varias cosas:

  • Llevar comida y agua, puesto que estas calas no tienen ningún tipo de servicio en sus alrededores.
  • No dejar basura. Es importante despertar la consciencia de los visitantes para poder conservar el privilegio de seguir disfrutando de lugares naturales y únicos.
  • Contar con un protector solar de factor alto, ya que el sol en las Islas Canarias es bastante intenso, incluso en días nublados se puede sentir su efecto.
  • Hay que tener especial cuidado con las condiciones del mar porque ninguna de estas calas cuenta con vigilancia o puesto de socorristas. Si nos damos un chapuzón, mejor que sea cerca de la orilla y siendo conscientes de que lo prioritario es la seguridad.

En definitiva, las calas en Gran Canaria son sinónimo de “latitud de vida”, tal y como reza uno de los eslóganes más conocidos del archipiélago canario.

Este es el secreto que deseábamos compartir contigo. Ahora puedes disfrutar de algunos de los lugares menos visitados de nuestra isla como si fueras un local ¡ssshhh, no se lo cuentes a nadie!.

Noticias relacionadas